La muerte de un terrorista: ¿venganza o justicia?

Mahmoud al-Mabhouh, era un comandante militar senior de Hamas y traficante de armas que en el pasado había sido un miembro de las brigadas Al-Qassam, brazo militar de Hamas. Es bueno recordar que aunque hamas es considerada como organización terorista por Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, ellos se consideran a sí mismos como una legítima fuerza palestina que defiene a su pueblo de una brutal ocupación militar.

Ese último viaje realizado por Al-Mabhouh a Dubai era por trabajo. No estaba en Dubai de vacaciones con su esposa en una habitación con vista al mar. Al-Mabhouh era buscado por Israel porque había sido señalado como el responsable del secuestro y asesinato de dos soldados israelíes, los sargentos Avi Sasportas e Ilan Sa’adon, quienes fueron atrapados cuando se dirigían a sus hogares desde sus bases militares, durante la primera Intifada palestina en 1989. El cadáver de al-Mabhouh fue hallado en el cuarto de un hotel de Dubai el pasado 20 de enero. Murió electrocutado y asfixiado

Hamas sospecha que el militante muerto pudo haber sido asesinado por agentes israelíes del Mossad y ha declarado que su muerte será vengada. La policía de Dubai dijo que había identificado a los sospechosos. Es posible que en esto hayan sido de ayuda las grabaciones encontradas por la policía de varias cámaras de seguridad del hotel en que se hospedaba al-Mabhouh. Se sospecha que los presuntos asesinos de al-Mahbouh viajaron a Dubai con pasaportes de ciudadanos alemanes, británicos, irlandeses y franceses, y abandonaron el país antes de que fuese encontrado el cadáver de al-Mabhouh. La policía de los Emiratos Árabes Unidos, ha declarado que denunciará a los sospechosos para que sean capturados por Interpol. Por otra parte, un vocero de Hamas ha declarado que al-Mabhouh es un mártir y que su muerte será vengada oportunamente.

En cambio de Israel solo se ha obtenido un total silencio. De acuerdo con su política de comunicaciones respecto a esta clase de sucesos, Israel ni confirma ni niega esas acusaciones ni hace polémica sobre ellas. Se sabe en cambio que a la líder de oposición israelí Tzipi Livni no le parece que, en caso de que la muerte del miembro de Hamas haya sido un asesinato, eso sea un acto censurable. El día de hoy declaró: “El hecho de que un terrorista haya muerto, sin importar si estaba en Dubai o en Gaza, es una buena noticia para los que combaten el terrorismo”. Livni dijo algo más: “Cualquier comparación entre un terrorista y aquellos que lo combaten es inmoral”.

Esta brevísima relación trata de resumir los hechos relacionados con este caso que me parece preocupante por los antecedentes que establecen, tanto el asesinato en sí, como las declaraciones de un ex funcionario de alto rango sobre el caso, y más específicamente sobre el asesinato de un terrorista. A continuación trato de identificar algunos aspectos problemáticos y preocupantes:

Venganza versus justicia, Conde de Montecristo, el ciclo de la venganza

Si en efecto el militante de Hamas fue asesinado, no se hizo justicia sino se cobró venganza. La venganza, que funciona como motivo en las novelas de aventura o en los westerns, es mala para la vida real. (Recuerdo que me encantó La venganza del Conde de Montecristo de Alexandre Dumas, que no es más que una magnífica historia de venganza. Aunque también lo es de piedad, compasión y perdón. Son contadas las ocasiones en las que la venganza produce un cierre final de los actos que la motivaron. Todo acto de venganza se puede concebir como un acto de cobro (teóricamente justo) de los costos ocasionados por un hecho cruel que, además de dolor pudo haber tenido consecuencias de tipo económico, moral, emocional, físico e incluso la muerte. Quien perpetra el acto que merece la venganza sería el victimario y el que lo padece sería la víctima. Se puede definir com conflicto aquello que relaciona a la víctima con el victimario. Por lo general, los actos de venganza dan lugar a una cadena interminable de actos futuros en los que los roles de víctima y victimario se intercambian cada nuevo ciclo. De este modo el conflicto se perpetúa y no termina. No llega nunca el tiempo en el que hayan sido saldados todos los actos que merecían ser vengados. Pero es que no siempre es claro quién es la víctima y quién el victimario. Los miembros de Hamas se sienten ahora víctimas del Mossad. Pero también podrían sentirse víctimas de cualesquiera otros actores que ellos definan como potenciales representantes del victimario. De modo que pidiendo una venganza, Hamas pudiera aspirar a cobrarla sobre Israel en general, sobre agentes del Mossad, sobre militares israelíes, sobre judíos que viven en Israel, sobre judíos que viven en el extranjero, sobre simpatizantes con la causa judía, etc. Esta lógica multiplicativa de la venganza, que con facilidad deja (propicia casi deliberadamente) que se resbalen las culpas sobre las espaldas de terceros, usando ese principio primitivo y contrario a toda idea intuitiva de justicia y civilización, de que “pagan justos por pecadores”, es absolutamente abominable. Debemos combatir porque prevalezca el Imperio de la Ley. Pero además, como la información suele ser imperfecta, incluso cuando no se desea que paguen justos por pecadores, se pueden cometer errores y terminar haciendo que paguen justos por pecadores. Esto podría abrir nuevas cadenas y hacer que haya mayor número de personas y no menor cada nuevo ciclo. ¿Quién hace que se paguen los errores de quienes buscan la venganza y no la justicia? Sobre la Tierra no lo sabemos. Quizás en otro mundo un ser omnisciente se ocupe de eso. De corregir en ese mundo la imperfección de todos los actos de justicia que tomaron el camino de la venganza.

Información imperfecta,

En el presente caso se dice que el asesinado era un terrorista. Como lo dijimos antes, la información con la que tomamos decisiones suele ser imperfecta (Simon, Kahneman y Tversky) e incluso si aquélla que condujo, después de casi veinte años de perseguirlo, a atrapar y sancionar al culpable de un doble asesinato, fue correcta, la generalización de esta práctica podría producir erroresmuy fácilmente. Por ejemplo, no todos aquellos que buscan en la arena internacional a criminales o terroristas poseen un sistema de información y rastreo como el que ha desarrollado el Mossad, por tanto sería fácil ser ineficaz, cometer más errores que el Mossad y asesinar, si ése es el caso, a la persona errónea. Alternativamente, quizás habría que contratar al mismo Mossad para minimizar el riesgo de cometer errores y cobrar la venganza contra el sujeto equivocado.

Definición de terrorista

Pero hay otro riesgo. Se trata de la definición de quién o quiénes son terroristas. Del mismo modo que en Venezuela la justicia se ha convertido en un instrumento para perseguir, sancionar o censurar a ciertos adversarios del regimen, se puede con mayor facilidad aún instrumentalizar la palabra. Un actor con poder puede definir como terrorista a alguien y con base en tal definición, si todos contribuimos a que se generalice la persecución internacional y asesinato de terroristas, podemos fácilmente terminar persiguiendo y asesinando gente inconveniente, para usar el calificativo puesto de moda por Al Gore, y no necesariamente terroristas. O podríamos eximir de culpa a ciertos terroristas (llamarlos pro ejemplo soldados de la fe, soldados de la revolución, o cualquier otro calificativo) y perseguir sólo a otra clase de teroristas. Esto es lo que una vez más me hace pensar que debemos insistir que en la nación y en el mundo, se diriman conflictos, se sancionen criminales y terroristas, en cortes correctamente constituidas, mediante procedimientos judiciales generalmente aceptados respectando todos los derechos civiles. Si el terrorismo es un crimen al que le compete una corte especial, como la de la Haya, u otra corte internacional, eso debería ser definido y tal corte constituida. Pero sin duda, el terrorismo no debería ser una clase especial de crímenes que merezca el asesinato institucionalizado. O la violación de derechos civiles y humanos. La experiencia de la cárcel de Abu Ghraib, en donde se cometieron terribles violaciones contra los derechos humanos de presuntos terroristas paeciera que no nos ha hecho reflexionar lo suficiente, nos debería haber enseñado esta lección.

Asimetría moral entre terroristas y quienes los combaten

Si el hecho de que un ex alto funcionario como Tzipi Livni, que fue Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, justifique el asesinato de un terrorista no parece suficiente exabrupto, el hecho de que éste afirme que no es moral comparar al terrorista con aquel que lo combate es una declaración aún más peligrosa y preocupante. Qué significa esto?. Querrá con ello decir que quien combate el terrorismo está exento de toda culpa (es una suerte de soldado cruzado tocado por un aura sagrada) y no puede ser juzgado por hombres. O quiere más bien decir que el terrorista es algo menos que un ser humano (no tiene todos los derechos) y por tanto una comparación entre quien lo combate (un ser humano con todos los derechos), y el terrorista, algo cercano al animal, carece de sentido. Pienso que los dos mil quinientos años que han pasado desde que Sócrates discutiera con sus discípulos los principios de la justicia, deberían haber enseñado algo sobre nuestra homogeneidad moral como especie. Muy de niños aprendimos que el padre De las Casas contribuyó de manera importante a comprender que los nativos que habían encontrado los conquistadores en el Nuevo Mundo eran seres humanos, que muy probablemente tendrían un alma también.

Pienso que debemos extender este tipo de reflexiones pasadas a este tiempo presente confuso y preocupante en el que la lógica de la velocidad sumada a la lógica del espectáculo, nos hacen olvidar el pasado, y muchas otras cosas, y quizás nos puede hacer retroceder hacia un futuro en el que no sabemos qué tipo de valores y moral prevalecerán. Lo peor del caso es que el cambio técnico no se frena. Y llegará un dia en el que las máquinas serán mucho más inteligentes que en el presente (hipótesis de la singularidad tecnológica de Kurzweil) y ellas van a ser capaces de analizar este tipo de dilemas. Quizás realizarán el mismo tipo de analisis que hago ahora. Y otros muchísimo más sofisticados. Y pudieran llegar a la conclusión de que la especie humana tiene recurrentesproblemas de moral. No sólo porque existan terroristas que deberían ser juzgados con todo el peso de la ley en lugar de asesinados. Sino porque sus jueces hayan dejado de tener los valores morales para juzgarlos como es debido. Es también posible que en el presente, desde alguna posición privilegiada, un Dios o varios dioses nos observen y se preocupen más o menos de lo mismo que se preocuparían en el futuro esas máquinas superinteligentes.

Imperio de la ley y derechos humanos

Mi alegato es entonces por un rescate del Imperio de la Ley. Para que la ley prevalezca y que junto con ella prevalezcan la justicia y la paz. Y manifestar en contra del asesinato. Del que se comete alevosa y deliberadamente, y del otro, del que se comete pasivamente. Como es el caso de gobiernos como el de Venezuela que, con su incompetencia continua en materia de protección del derechos a la vida de quienes viven en este país. Lo anterior, sumado al discurso político del Gobierno, que puede interpretarse como una legitimación de diversos tipos de violencia, configura un caso especial de asesinato institucionalizado de la población de un país que no distingue clases, lugares, edades, sexo. No puedo afirmar que es mucho peor asesinar inocentes que asesinar culpables. En un tiempo enn que todos debemos vivir bajo la Ley, cualquier asesinato merece ser juzgado y sancionado.

Corolario
Es fácil criticar la violencia extrema y el asesinato ejercido contra los más violentos cuando no la sufres en carne propia. Esta frase vale tanto para una persona, como para una comunidad, grupo étnico o nación. Pero la verdad es que debe ser difícil vivir con la amenaza constante de que un terrorista, suicida o no, vaya a secuestrar o matar a: una, cinco, veinte o cincuenta personas. Es cierto que el sistema judicial y tod lo demás son las soluciones correctas e ideales, pero cómo llevas al terrorista dentro de ese sistema. Cómo lo detienes si, por ejemplo, se mueve solamente dentro de países que no consideran el terrorismo como tal. Lo que ocurrió con Pinochet, que fue acusado de violaciones a los derechos humanos por el juez Garzón, fue azaroso. Pudo no haber ocurrido y ese juicio no tener lugar. De modo que debe resolverse este problema de llevar a los terroristas a juicio para que todo este argumento tenga sentido.

Sin embargo, pienso que frente a la vida humana, no podemos abadonar la idea de buscar soluciones que pasen por la deliberación y el diálogo franco. No podemos abandonar la esperanza de llegar a acuerdos que diriman el conflicto o alivien la tensión entre las partes. Quizás los acuerdos preliminares sean débiles al comienzo. Pero es posible que con el tiempo, con cada nuevo ciclo de iteración, estos acuerdos se puedan mejorar y sus términos redefinir para hacerlos más robustos. Mientras tanto, me atengo a la idea de que no se debe matar nunca a los hombres buenos y no tan buenos. Pero tampoco se debe asesinar a los hombres malos. No mientras haya cortes, tribunales, sistemas judiciales independientes, etc. Es a las cortes a donde debemos llevar a los terroristas para juzgarlos y luego sentenciarlos con la máxima severidad.

Referencias

1. Para una nota en la que se describe bien la cronología de este suceso ver el link de The Economist.

2. Para ver las cintas de las cámaras de seguridad del hotel en dubai en las que se muestra a los presuntos asesinos ver sitio web del Financial Times.

3. Sobre las declaraciones de Tzipi Livni sobre este suceso ver el artículo que se publicó en BBC online

4. Para mayor información sobre El Mossad, ver el libro de Gordon Thomas, Gideon´s Spies: The secret history of The Mossad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s