Avatar, 2: Reflexiones sobre dos realidades

Realidad virtual versus lo real

Leo en CNN que en Estados Unidos, luego de ver la película Avatar en 3D, mucha gente se deprime y se ve atacada por inclinaciones suicidas, al menos esto es lo que escriben en posts enviados a un blog sobre impresiones producidas por la película: no pueden tolerar que la realidad sea bastante menos brillante y glossy de lo que es la fantástica Pandora en la película. ¿Será que mucha gente está tan aburrida de su propia realidad que quiere salir corriendo y abandonarla? Qué es lo que hace que Avatar produzca ese tipo de emociones en algunos espectadores? Sabemos que es una película en la que su director utilizó tecnología de punta para la animación de unos extraterrestres humanoides de piel azul así como la de la naturaleza, los animales y las plantas fantásticos que aparecían, los que me recordaron a especies de la fauna abisal por la intensidad de sus colores o sus brillos fosforescentes. Teme entonces uno que no sea solo la descripción de la bondad e ingenuidad de los extraterrestres, su intención de vivir en armonía con la naturaleza, o su independencia de la tecnología lo que provoca las conexiones extremas entre los espectadores, Pandora y sus habitantes, sino además, o sobretodo, el poderoso andamiaje tecnológico al que recurre el director James Cameron, para crear y reforzar la ilusión cinematográfica en esta película. Una tecnología que crea imágenes que son tan realistas que parecen reales. Sería esa pseudorealidad la que haría que algunos espectadores cansados de sus propias vidas, y con ellas de las relaciones interpersonales que tienen, y del trabajo que realizan, caigan seducidos por la la realidad de Pandora; se permitan enamorarse de los seres de Pandora, como si fueran reales.

Es posible que en un futuro no muy lejano tengamos que crear un código de ética de la realidad virtual para que se ajusten a éste todos los medios que proyectan mundoss virtuales. Para evitar que éstos lleguen a ejercer un efecto (hipnótico, encantador) tan poderoso sobre los espectadores como para que al salir de su inmersión en esos mundos, y regresar a la realidad, no la aborrezcan o, lo que es equivalente, no se hagan adictos a esta realidad ilusoria, virtual o digital.
.
Qué propensión para la fantasía tenemos los seres humanos! Qué temor o aversión a la realidad! O intolerancia a ella, como dice T.S. Eliot en Burnt Norton (“Anda, anda, anda, dijo el pájaro; la especie humana / no puede soportar mucha realidad. /El tiempo pasado y el tiempo futuro / lo que podía haber sido y lo que ha sido / apuntan a un solo fin, que está siempre presente ”). Lo dramático es que quizás, si pudiéramos ofrecerle a muchos de esos deprimidos la opción de quedarse conectados permanentemente a una realidad fantástica construida con una tecnología mas poderosa y avanzada, un poco en un esquema a la Matrix, elegirían eso. Y lo trágico es que mientras tanto, el mundo podría estar avanzando rápidamente a su perdición irremediable, llenándose de basura y desechos tóxicos día a día. Ellos conectados y felices, como drogados, gracias a haber pagado algún fee a un hipotético constructor de un hábitat ilusorio con rasgos extraterrenos. Y nosotros, en la desteñida y en ocasiones opaca realidad.

Lo que de algún modo significa que, si nuestra capacidad como civilización global para crear mundos virtuales y fantásticos progresa más rápido de lo que lo hace que nuestra capacidad para prosperar con una tecnología que sea casi 100 por ciento ecológica, pudiera llegar el momento de que abandonemos la lucha por tener un mundo mejor y elijamos quedarnos conectados a una Pandora del futuro, que nos garantiza que podremos encontrar desde comida y turismo hasta otro ser afin a nosotros conectado a esa ilusión. Y así se podría cumplir nuestro sueño de vivir con la complicidad de una pareja o incluso un grupo esa vida irreal. ¿Pero es que no hacemos eso ya? ¿No estamos acaso conectados ya (en casos junto con otros cómplices) a poderosos productores de ilusión que, por culpa de la seducción e hipnosis que ejercen sobre nosotros, nos impiden ver y luego actuar para mejorar nuestra realidad o nuestro mundo? ¿No sería eso una decisión equivalente a elegir alguna droga natural o sintética sólo con el fin de vivir otra vida por estar cansados y aburridos de la propia?

La ilusión versus la fe
Recuerdo el cuento del “Gran Inquisidor” en Los Hermanos Karamazov de Dostoievski. En particular el pasaje en que el Inquisidor le pregunta a Jesús por qué no hizo magia para que los hombres lo sigan de un modo más seguro y crean su palabra sin dudarlo. Con eso en mente, me pregunto en el presente contexto: ¿Por qué no creó Jesús una ilusión poderosa con sus técnicas de gran maestro mago, que le mostrase al hombre que si lo seguía podría habitar un paraíso como Pandora después de la muerte? La respuesta a ambas preguntas es la misma: Porque Jesús quería seguimiento mediante la fé, la cual nunca estará exenta de la duda. Porque la fe es aquel canal con lo divino que puede siempre suscitar la pregunta sobre si fue o no cierto lo que percibieron nuestros sentidos (lo que vieron, tocaron, oyeron). Esa vulnerabilidad de la fe configura su singularidad. La fe es el único camino a la divino consistente con la total libertad que se presume Dios le confiere al hombre. Porque la belleza, que es sin duda otro camino a lo divino, tiene el riesgo planteado por Platón: nos puede hacer caer en el abismo si nos apegamos a lo bello; si lo deseamos; si perdemos nuestra libertad frente a lo bello y éste se convierte en objeto de deseo.

8 comentarios en “Avatar, 2: Reflexiones sobre dos realidades

  1. Busqué una reflexion virtual sobre lo que mis ojos vieron hace un par de horas
    porque en verdad me deprimi y no hay quien pueda explicarme
    porque el humano siempre elimina lo hermoso?
    yo también elegiria esa mentira virtual que me va poniendo viejo y solo tengo 19 años
    será que no conozco otra cosa que no sea ciudad, mugre, perversiones, violencia y pobreza limite que pone en decadencia al ser humano
    aca en mi provincia Buenos Aires solo se ven caballos para arrastrar una carreta llena de cartones
    donde esta la libertad? me veo rodeado de náufragos en alcohol y mujeres inalcanzables no puedo ver ni sentir en el aire que no hay sueño inalcanzable
    recuerdo a Jeames Douglas Morrison cuando digo : Trabajamos y ahorramos toda nuestra vida para terminar en una tumba poco profunda .
    ya no se que pensar ni que hacer para mejorar o evolucionar para bien

    • Joaquín,

      Es cierto, hay momentos en que puede parecer que esa belleza fugaz con la que por un instante la vida te puso en contacto no la vas a encontrar en ningún otro lugar. Pero eso no es así. Primero que nada, porque reside antes que nada en ti la capacidad para crear belleza. Puedes empezar por escribir una historia bella. Es posible que asi haya comenzado la historia que viste en esa película. Y mejorarla. Y pulirla. Y algun dia esa historia puede ser mas bella aún que lo que viste en esa película. Busca dentro de ti. Puede ser también la pintura, el cine, la música. Algo vas a encontrar si perseveras. Estoy seguro. Algo mejor o más bello que esa tumba poco profunda. Que la tumba no es necesario buscarla. Ella nos encontrará cuando llegue la hora. Es la belleza en cualquiera de sus formas lo que tienes que buscar, crear o encontrar.

      LD

  2. Acabo de ver la película y no fué nada más que lo que podría ser nuestro futuro.
    Pienso que si debemos morir en este planeta será por única culpa nuestra, de nuestra humanidad. No encuentro justo ir a buscar otro planeta para destruirlo, poniendo como excusa que al nuestro ya le agotamos los recursos.
    Lorenzo escribe algo de escribir una historia […], con todo respeto, no sería acaso lo mismo que la realidad virtual? Porque estaríamos creando un mundo irreal. Debemos vivir la vida y avanzar pero no en armas o juegos adictivos virtuales, si no en una forma de ayudar al planeta, ayudarnos a nosotros mismos. A ser mas “libres” de la realidad. Por que se puede ver fácilmente que la gente “normal” (no multitrillonarios) trabaja, trabaja, y trabaja, al punto que llega ser estresante. Y de tanto trabajar nos olvidamos de vivir la vida. =/ Mi reflexión es que quiero hacer algo para/por la Tierra… Algo bueno, algo para que la vida que llevo Valga la Pena y no sea una vida en vano que sólo nació para trabajar. La idea de escribir un mundo ideal no está mal, porque nos despega de este mundo, pero debe ser algo controlado. Poder vivir en ese mundo creado, pero vivir más el mundo real, por muy duro que sea.
    Por mi parte dejaré de gastar luz estando tanto tiempo en la Pc, y buscaré la forma de “devolver” -de buena forma- lo que la Tierra nos ha entregado…
    Gracias por abrir este tema, y disculpas si incomodé a alguien con mi pensamiento luego de ver la película.

    • Salvador, estoy de acuerdo contigo. La alternativa a drogarnos con la realidad virtual es abrir bien los ojos. Vivir la vida en un alerta total. Como dicen algunos, vivir el aquí y el ahora. Lo que digo de escribir las historias es un modo de vivir si tu vocación es escribir. A lo que me refiero es que debes encontrar tu vocación. Y no transarte. Saludos.

      LD

  3. Acabo de ver la película en Bluray. Mi vida no será igual.
    Soy una gran amante de la naturaleza de nuestro planeta y de mi imaginación. Adoro las películas y videojuegos de ciencia ficción en donde se desarrolla un mundo mágico, místico, fantástico, en donde se ven criaturas preciosas y terroríficas a la vez, en donde los habitantes con consciencia e inteligencia viven en armonía con su mundo. Soy una soñadora, una ilusa, me encanta jugar en estos mundos virtuales, y/o ver estas películas en donde me sumergen a un mundo lleno de belleza y me libera del mundo banal en el que vivo.
    El planeta tierra está lleno de cosas bellas, plantas, flores y animales. Pero estos mundos virtuales son de extrema belleza (hipnótica, como afirma en la Reflexión) , supongo que porque están diseñados por la imaginación desinhibida de la mente humana, para crearlo más onírico.
    Algunas personas no comparten mi forma de sentirlo. Puede que ni les importe la naturaleza. Yo he nacido en un mundo con tecnología. Siempre he pensado que habría sido más felíz en una época más sencilla, sin tantos adelantos.
    Pero no soy la única que intenta evadirse de su mundo real. Como he leido en comentarios, la realidad virtual es como una droga, y bién hay gente que usa drogas psicotrópicas y estupefacientes para evadirse con mayor facilidad. En cambio otros, sin darse cuenta, escapan a su vida mediante la lectura. En el fondo todo el mundo quiere disipar su mente y alejarse de este mundo. Aunque solo sea por un momento, haciendo submarinismo, pilotando un avión, practicando un deporte o en un circuito cerrado rodando a toda velocidad con un coche, kart o moto.
    Es algo que buscamos en nuestro interior, un respiro, porque si no nos volveríamos locos.

    Siento haberme enrollado tanto. La película tiene guiños que ya he visto en juegos, películas o libros de juegos de rol. La historia es predecible y casi tópico. (No mencionaré películas en donde comparten la misma trama). No obstante, el conjunto es fabuloso y los efectos especiales increibles.

  4. Estimada Sari,
    A mi también me gustó la película. Mucho. Y por otra parte, no creo que uno debe sentirse mal por salir de la realidad que uno toca con las manos y mira con los ojos porque, a menudo creo que esa realidad tampoco es real. Disculpa si te hice sentir culpable por pensar en que uno tiene y puede usar la licencia para escapar de esta realidad que hay días que se pone tan cruda y fea.
    Volviendo a lo de la realidad, creo junto en lo que dice la filosofia hindú, que el mundo es una ilusión (Maya es el término que usan). Esos datos directos que recibimos del mundo, por muy crudos que nos lleguen, son elaboraciones que hace nuestra mente con las percepciones. Así que no hay razón para sentirnos mal por querer experimentar otra realidad si la que creemos real tampoco lo es. No importa si una realidad es mejor que otra. Si uuna es particular y otra común a muchos. Lo que importa es poder desapegarnos a voluntad de la ilusión o de la realidad ilusoria. Desapegarnos de lo que sea. El desapego, o desasimiento, es una de las mejores herramientas para ser libres. Sueña con príncipes, elfos, dioses malos y buenos, ángeles, o vuela con ellos. Pero conserva tu capacidad de abandonarlos cuando desees. Es solo eso. Amar la libertad y no permitir que lo que nos libera de este mundo (por segundos, horas o días) nos encadene a otro.

  5. Hola a todos.

    Vi la pelicula. Al respecto de ser una película creada por la mente de un Maestro, hay que ponerse a pensar, ¿ si realmente esto viene de la naturaleza humana, no es posible que estas fantasías sean parte de un pasado del hombre, o la naturaleza que realmente desea ser…..?

    un saludo y magnifica pelicula, para soñadores como yo y otros.

  6. creo que ese sentimiento del que hablan tiene que ver con nuestra verdadera escencia señores, somos cuerpos de luz que vivimos en multidimension, es decir que vivimos como humanos aqui en la tierra, pero tenemos la capacidad de estar en el mismo tiempo en otras dimensiones.
    Un claro ejemplo es la pelicula avatar, no se si la gente sabe que es un ensoñador? significa alguien que cuando duerme justo en ese lapso donde esta entrando en sueño tiene la capacidad y conciencia de saber que esta despierto y conciente, y crea su mundo a imagen y semejanza, cuando alguien puede atravezar las 7 compuertas del ensueño, cae en la cruda y dolorosa realidad de que lo que llamamos vida o realidad es simplemente otro plano mas de los nuuevos conocidos. O sea la vida es una experiencia, un plano que conocemos desde que nacimos como humanos, es un ensueño mas rigido, la pregunta es estas dispuesto a conocer otros planos? hay diferentes maneras, aprender el arte de ensoñar, deslocalizar la conciencia, etc. pero en sintesis quizas esos intentos de suicidios hayan sido que nuestro espiritu o alma halla sentido como muchas veces sucede ganas de volver al origen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s