la sociedad como Juggernaut

O de la resistencia esencial de la sociedad actual a la hegemonía

Procesión del juggernaut en el festival hindú de Rutt Jattra, India

Procesión del juggernaut en el festival hindú de Rutt Jattra, India

En The consequences of modernity (London, Polity Press, 1990), el sociólogo británico Anthony Giddens comenta sobre la idea del filósofo Jürgen Habermas de que la modernidad es un proyecto inconcluso en tanto que no logró, mediante el desencantamiento y racionalización del mundo lograr un control total y absoluto de la sociedad. Porque tampoco la comprensión de las leyes de ese sistema autónomo y caprichoso que es el mercado en la sociedad capitalista permite ejercer un control absoluto. Ese carácter elusivo del control, que se escapa de los intentos de cualquier agente único dotado de intención y voluntad, de controlar la conducta y las consecuencias de la sociedad a cada instante, le hace pensar a Giddens que puede ser mejor para explicar la sociedad recurrir a la imagen (que proviene de la mitología india) del juggernaut. En la mitología india, esta palabra que proviene de la anglificación del sánscrito Jagannātha —que es uno de los nombres por los que se conoce al dios Krishná (avatar del dios Vishnú)— significa ‘fuerza irrefrenable que en su avance aplasta o destruye todo lo que se interponga en su camino’. Relatan cierto ingleses que durnate la celebración anual de este dios, los adoradores de Jagannātha se lanzaban bajo las ruedas del carro de dieciséis ruedas sobre el cual el ídolo de Krishna era transportado durante la procesión anual de Puri, una ciudad India a orillas del golfo de Bengala. Pensaban que al hacer esto alcanzarían la felicidad eterna. En la obra citada, Giddens lo define como: “una máquina de formidable poder a la cual, colectivamente como seres humanos, podemos juntos, y sólo hasta cierto punto, dirigir, pero que en cualquier momento puede salirse de nuestro control. El juggernaut aplasta a aquellos que lo adversan o resisten, y aun cuando puede tener durante algunos períodos trayectorias estables, con frecuencia puede tomar direcciones erráticas que no podemos anticipar ni controlar” (p. 139, traducción propia).

Policentrismo
La metáfora del juggernaut es consistente con varios supuestos sobre la naturaleza de la sociedad. El primero, y quizás más importante, es el policentrismo. La sociedad actual es demasiado compleja para ser gobernada por un agente único. El único gobierno posible puede ser ejercido desde múltiples centros de poder. Esto no es solamente una confirmación de (o el menos consistente con) la idea de los Federalistas de organizar el Estado como un minucioso sistema de pesos y contrapesos independendientes y coordinados para lograr ese delicado balance que es el gobienro en la sociedad democrática. La idea del policentrismo va un paso más allá, para reconocer que el poder se derrama de las fronteras del Estado; y que está localizado además en agentes privados y semiprivados (no gubernamentales), institucionales e individuales. La segunda implicación del policentrismo es su poca fe en la idea de diseño. Lo que quizás significa cierta confianza en dejar que ocurran las cosas (cierta afinidad con el laissez faire) por sí mismas.

Sociedad del riesgo
El segundo supuesto son las consecuencias no previstas de decisiones que se toman en una sociedad como la actual. El argumento de Giddens establece que como la sociedad se ha hecho tan compleja, y los actores sociales están tan profundamente interrelacionados unos con otros, resulta muy difícil, incluso bajo el supuesto de que se posea información completa, conocer la naturaleza y magnitud de las consecuencias de decisiones que tomen los agentes sociales. Una manera de entender estas consecuencias es pensarlas como riesgos. En este sentido, las ideas de Giddens están fuertemente influenciadas por el libro Risk Society (1992) de Ulrich Beck, cuyo libro distingue los riesgos naturales como deslaves, huracanes, terremotos o enfermedades infecciosas, a los que han estado expuestas las sociedades premodernas, de los riesgos creados por la industrialización (y con ella la modernidad). El ejemplo clásico es el caso de desarrollo de una forma de energía (la atómica) que a primera vista luce como una solución al problema de la contaminación del ambiente, así como a la escasez y costos de energía. Sin embargo, cuando esta nueva forma de energía se sale de nuestro control produce catástrofes como las de Three Mile Island o Chernobyl. De lo que trata entonces el libro de Beck, es de los riesgos de segunda generación (otro casos típicos son las consecuencias colaterales de un medicamento, o los efectos sobre la salud de una bebida con edulcorantes artificiales que pueda producir alzheimer), aquellos que crea nuestra ciencia y nuestra técnica. Son las innovaciones que producen avances y mejoras sociales, pero tambien nuevos riesgos, las que engendran la actual como una sociedad de riesgo que, para comprenderse, debe mirarse en todo instante a sí misma, y hacia atrás, a los riesgos que crea. Esto lo llama Giddens modernización reflexiva.

Para pensar a futuro
El concepto de control y su relación con los riesgos en relación con: sistemas sociales; sistemas naturales, y sistemas artificiales. En relación con esto último, los riesgos de nuestra creciente dependencia de máquinas, con énfasis en máquinas inteligentes. Problemas: 1, control externo versus control interno; 2. relación entre orden y control; 3. quién o quiénes controlan; 4. qué se persigue con el control; 5. cuáles son los riesgos de perder el control, qué factores incrementan o reducen los riesgos de perder el control (es decir, de que las cosas se salgan de nuestro control).

Esta nota trata de ayudar a comprender el uso que se hace en este blog, en el texto sobre el trabajo de Diana López (Un arte de azar y fragmentos…), del concepto de juggernaut según lo utiliza Giddens. Hay mucho más que decir sobre la idea de extender esta categoría de descripcion social a la crisis actual.

Un comentario en “la sociedad como Juggernaut

  1. Pingback: Apuntes al margen de la escasez | caracas 10N, 67W

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s