Una conversación con Sigfredo Chacón

sigfredo2

Sigfredo es un artista silencioso; uno siente que es también algo tímido y reservado, pero a la vez tremendo o tremendista. Como si en cualquier momento pudiese hacer una travesura. En esto se revela en Sigfredo algo del niño. Luego de conversar un rato con él, te das cuenta de que ése es un rasgo indeleble. Sigfredo también te da la impresión, apenas lo conoces, que es un ser con un extremo sosiego. Proyecta una mezcla de tranquilidad y serenidad que te hace pensar que ha adquirido la sabiduría para vertir en su arte todas sus tensiones existenciales. Esa serenidad se refleja también, o sobretodo, en su rostro que nunca ha mostrado su edad. Sigfredo es un ser sin edad, pudiera igual tener 18 que 137 años. Nada parece haber cambiado en su mirada del mundo a lo largo de los años. Como si la misma curiosidad, capacidad de sorpresa y sensibilidad ante las continuas y múltiples metamorfosis de lo visual, se hubiesen mantenido intactas. Quizás esa capacidad de reunir, permitir la productiva convivencia del niño y el sabio en una sola persona es lo que le confiere su carácter, su rasgo distintivo.

Sigfredo dice que con su arte busca afirmar lo pictórico como proceso plástico. Y complementa, esta frase con una sentencia sobre la necesidad imperiosa de ser desobediente en el arte y tener la temeridad de explorar nuevas tendencias. Caminar por la acera de enfrente, el wild side del arte.

Sigfredo reivindica el oficio del artista como explorador de tierras vírgenes y no sólo como caminante. Meterse por direcciones que no luzcan como caminos. El artista—y quizás todo ser humano, observa Sigfredo—debe caminar, no sólo por encima o por los lados de los obstáculos sino que debe ser capaz de encontrar grietas en éstos. Ser incluso tan complicado como para desechar los caminos despejados y buscar, hasta encontrar, los obstáculos masivos y riscosos. E introducirse por grietas, escurrise dentro de ellas, o hacerlas más grandes hasta caber, y andar aquellos caminos que no lucían como tales en un principio. Adentrarse en la estructura intersticial de la realidad diría uno. Como si fuera sólo así que puede el artista descubrir él, y mostrarle a los demás, de que sustancia está hecho lo real; cuál es su estructura o textura.

Pero de repente se llega a una madurez en el arte. Se llega a una edad en la que el artista se tiene que establecer. Para Sigfredo, esta madurez significa la tarea de trabajar el discurso de la pintura por la pintura misma. Como en un acto de reiteración. Abandonar la pintura como proyecto estético y convertirla en proyecto de afirmación. Afirmación que uno pensaría que es dual puesto que alcanza al arte y al artista.

Esa intención de afirmacion enfática de la pintura es lo que explica el trabajo de Sigfredo con los textos que agrega a sus obras y, más acá de esto, con las fuentes tipográficas con las que están escritos esos textos. Por ejemplo una fuente muy utilizada por Sigfredo en la stencil. La misma con la que se han hecho tradicionalmente los afiches y carteles. Su preferencia por esta fuente se debe a que es una fuente funcional en la que lo estético ha sido relegado a un segundo plano. Esta fuente nos trae referencias a cajas de cartón, embalajes, aduanas, puertos, aeropuertos, cargas, señalización, etc. Este cuidado en la selección de la fuente revela ese origen de diseñador gráfico de Sigfredo; su conocimiento del oficio. Su amor a los tipos, la tipografía, las grafías.

El trazo del artista, Fetiche 2, 1963-2004, 21,5 x 29,5 x 7 cm, caja de madera con 54 pinceladas acrílicas autografiadas por el artista

El trazo del artista, Fetiche 2, 1963-2004, 21,5 x 29,5 x 7 cm, caja de madera con 54 pinceladas acrílicas autografiadas por el artista

“En mis obras, las palabras están puestas como para que la obra se autoexplique. Como para poder prescindir de las palabras”. Y uno agregaría, como para que se haga más fácil de comprender. Pero sabemos que esto no es así. Que las palabras siempre llaman a lectores y que todo lector puede hacer una mala o una buena lectura de estas palabras. Por eso el texto en la obra no impide el papel del crítico como intérprete del artista o decodificador de su obra. La palabra pudiera incluso hacer más compleja la obra porque, además de la imagen, el crìtico debe decodificar el texto en sí. La pertinencia de un texto en lugar de otro.

Un segundo proyecto de Sigfredo es el de sincerar la pintura. Hacerla más directa y transparente. Mostrar el proceso. Desnudarlo. Convertir a la obra de arte plástico en una suerte de making of, de work in progress. Un ejemplo de esta obra tipo making of es mostrar en la tela los colores que preceden una combinación en la paleta del artista.

Finalmente están la duda y lo lúdico. La duda como esencia y como discurso. Una duda que debe ser leída como ironía. Esto se revela en lo que Sigfredo llama pintura falsa. Lo que parece un chorreado no es tal; sólo luce como tal: en realidad está hecho con plantillas prerecortadas con una suerte de troquel de capas gruesas de pintura plástica. Estas obras son falsos originales. Aquí el artista se mofa de sí mismo. Se resta seriedad como para ganar sinceridad, como para protegerse de la vanidad, uno de los peores peligros para el arte.

Nuestra conversación, brevísima en un café, concluye con una frase llena de humor. El elogio más grande que puede recibir un artista es que alguien lo falsifique. Mientras esto no me ocurra, lo hago yo mismo. (Caracas, noviembre de 2005).

2 comentarios en “Una conversación con Sigfredo Chacón

  1. Me gusto mucho el articulo fui alumno de sigfredo en el IDD despues conversamos en varias ocasiones ya que me he dedicado a esto tambien alternándolo con el diseño gráfico, ahora vivo en el exterior, y poder compartir con estos articulos es muy gratificante para mi. Me sentí muy identificado en varios espacios de la entrevista. Me gustó mucho creo que esta en una interesante busqueda.

    • Que bueno que te haya gustado. Avísame si vienes un día a Caracas para enviarte como obsequio algunos ejemplares pasados de la revista GP. Me gustaria también ver tus trabajos. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s